Casas de madera: la importancia del barniz

El barniz es uno de los acabados tradicionales para la madera y las casas de madera, los barnices protegen a las casas de madera y ayudan a que la madera gane en resistencia y durabilidad ya que crean una capa protectora impermeable, son especialmente importantes para salvaguardar aquellas partes de la casa que están más expuestas al desgaste y a las inclemencias meteorológicas.

Casas de madera: la importancia del barniz

Los barnices son un producto indispensable para proteger y prolongar la vida de las casas de madera.

Los barnices proporcionan a las casas de madera un acabado profesional, además son fundamentales para mejorar su aspecto estético.

A la hora de barnizar es fundamental que la madera esté completamente seca antes de empezar, por eso no hay que barnizar en días excesivamente húmedos, y menos aún en días lluviosos, tampoco es recomendable que se barnice con excesivo calor ni bajo el sol.

A la hora de realizar el barnizado es fundamental conocer exactamente de qué tipo de madera está hecha nuestra casa de madera, hay que tener en cuenta que no toda la madera es igual de porosa y cuánto más lo sea, más capas de barniz serán necesarias para cubrir bien la superficie.

Si el barniz se aplica sobre una superficie que ya ha sido barnizada previamente es conveniente limpiar bien la superficie a barnizar para garantizar la adherencia del nuevo acabado.

En casas de madera Carbonell utilizamos para los acabados de las casas de madera impregnantes para el exterior de la casa y pigmentados para el exterior.

Son preparados hidrodiluibles muy concentrados. Con ellos se consigue dotar a la madera y a la casa de madera de la tonalidad deseada, resaltando el veteado natural de la madera.

Están  formulados  a  base  de óxidos de hierro y reforzados con filtros U.V para proporcionar la protección  adecuada frente a los rayos del sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *