Casas de madera y el cuidado de sus suelos

casas de madera | Casas Carbonell

Cuando adquirimos unas casas de madera, debemos tener en cuenta que necesitará un determinado mantenimiento. Así, conseguiremos que aguante mejor al paso del tiempo, y se conserve por más tiempo en las condiciones más optimas. En el post de hoy, desde Casas Carbonell os daremos una serie de claves para el cuidado de los suelos de madera.

Consejos para las casas de madera

Intenta evitar que le den los rayos del sol directos. Cuando esto pasa, el color de la madera se a aclarando, hasta llegar a tonalidades que no quedan bonitas. El sol directo es un factor que acelera el proceso de envejecimiento y deterioro. Para evitarlo, se pueden colocar cortinas o persianas, y en las horas de mayor exposición, correrlas.

Mover los muebles con cuidado para evitar dejar marcas. No hay nada que pueda dar más rabia que arrastrar algún mueble, y después ver que el suelo está rayado. Utilizar almohadillas en las patas puede ser una buena opción.

Descálzate cuando entres en casa. Puedes tener preparadas unas zapatillas especiales para ir exclusivamente por dentro. Las puedes tener junto en la entrada, y allí mismo hacer el cambio cuando entres. De esta manera, evitarás que entre polvo, gravilla, tierra o piedras, que pueden dañar los suelos.

Limpiar rápidamente aquello que se derrame. Así, los líquidos no podrán penetrar en la madera. Se puede utilizar un paño seco o ligeramente húmedo, una mopa, fregonas…

Lijar y barnizar cada 10 años. Se recomienda realizar estas acciones cada 10-15 años, dependiendo del nivel de uso y el deterioro que haya sufrido el suelo. Hay que tener en cuenta que cuando mayor sea este mas se tendrá que pulir la madera, por lo que es preferible no esperar a que esté destrozado.

Siguiendo estas recomendaciones, dispondrás de un suelo de tu casa de madera siempre espectacular. ¡Contacta con nosotros ante cualquier duda o sugerencia!